facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
29/2/1972 . El Colorado Ramos por Rodolfo Pandolfi



-Los sectores del llamado peronismo duro revelan una mayor combatividad y eso suscita nuestra simpatía.

¿Aun la combatividad de los ex participacionistas volcados a la dureza?
-¡Ahhh! ¿Usted se refiere al peronismo sindical? Porque yo sobre el peronismo sindical no tengo opinión. No tengo opinión porque no sé quiénes son los 8 ni los 24, que están frente a los 35 y a los 49. En fin: los agrupamientos internos del sindicalismo peronista reflejan un estado decadente del sindicalismo. La putrefacción de la dirección de la CGT no se debe a la particular mentalidad reaccionaria de Rucci y de sus guardaespaldas fascistas: se debe especialmente a que los sindicatos han llegado al extremo límite de lo que podían obtener en esta época de las clases dominantes. Conducidos por estos burócratas son incompetentes aun para lograr el más mediano aumento de salarios. Por esa razón los obreros peronistas vuelven su cabeza al camino político. Por eso no quiere decir que los sindicatos hayan terminado su rol histórico: el sindicalismo argentino, peronista o no, necesita una real democracia interna de la fábrica a la cumbre, haciendo saltar esta estructura.



Página 5 de 5

 
 
Instituto del Pensamiento Nacional Latinoamericano
Piedras 1326, C.A.B.A., Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, Mercosur.