facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
1/8/1982 . Ramos: Para algunos la idea de la unidad latinoamericana es aterradora. por Revista Status


libros de Marx, Lenin, Trotsky, Stalin, Mao, etcétera, según la edad y las circunstancias. Los nacionalistas a su vez, seguían a un partido de la monarquía como Maurras, o reaccionarios como Rivarol o Burke, hasta que decidieron buscar fuentes en los caudillos del interior, Rosas y otros. Estas fuentes eran más genuinas para sus doctrinas cristiano – céntricas. Esto sucedió con Irazusta, Ernesto Palacio, Pepe Rosa y algunos más. Nosotros abandonamos la Comuna de París y las revoluciones europeas. Buscamos entonces nuestras raíces en la sociedad argentina. La preeminencia de los social sobre lo individual es lo que nos caracterizó como socialistas. Por otra parte, para ser socialista, se debe partir de lo argentino y más aún de lo latinoamericano. Desde esa posición se debe procurar la hegemonía decisiva de la clase trabajadora y los trabajadores intelectuales en el proceso económico y social.

Status: Teniendo tan claros los objetivos ¿por qué razón los izquierdistas tienden a dividirse?

Ramos: Las derechas también se dividen. En este momento la Nueva Fuerza intenta unirse con FUFEPO y con Manrique, el verdadero demagogo del sector. El comunismo no tiene en la actualidad inserción en las masas. Sus divisiones se producen como en el caso del PCR (Partido Comunista Revolucionario), pero lo fundamental es su curiosa transformación en un partido de burgueses banqueros, especialistas en ganar plata legalmente. Es un partido social demócrata conservador. A tal punto lo es que en la economía, lo único interesante es el comercio exterior, por la relación con la URSS, y en lo político argentino enarbolan banderas tales como para una democracia estable o Paz en el Atlántico Sur. Esto, evidentemente favorece a los ingleses. La primera de las consignas pertenece al arsenal del ejército. Mientras Videla se dedicaba a cercenar todas las libertades, sostenía al mismo tiempo que nos estábamos dirigiendo hacia una democracia fuerte y estable.

Status: ¿Cuál es el caso de la Confederación Socialista?

Ramos: El Partido Socialista como tal, desapareció. Me refiero al viejo tronco. Quedan grupos muy respetables que pueden tener dificultades para ser partido nacional. Se necesitan cuarenta mil afiliados en todo el país pero siguen trabajando tras un ideario. Otros no son tan respetables. Tal es el caso del partido del Profesor Américo Ghioldi, que estuvo a favor de todas las dictaduras. El partido de Juan B. Justo ya no existe. Se formó con parte de la masa de obreros europeos que trajeron consigo sus ideales y sus hábitos alcohólicos. A medida que desaparecieron esos obreros reemplazados por un proletariado criollo, fue desapareciendo el partido que no supo y no pudo enrolar a estos últimos incorporados a la incipiente industria nacional. Ahora que Perón ha muerto, los viejos socialistas se sienten desobligados al rencor: el peronismo ha dejado de ser amenazante y en consecuencia, la izquierda abandona su campaña antiperonista. El socialismo tradicional tiende a adaptarse, aunque no renuncia a su antiguo cosmopolitismo.

Status: ¿Qué va pasando con las derechas mientras tanto?

Ramos: Vea, seguir con la simplificada clasificación de derecha e izquierda, me parece un error. Es una manera europea de enfocar el problema. En la Argentina existen dos bloques: el que defiende y se nutre de lo nacional y el, digamos, no nacional. Entonces existe la derecha oligárquica y la derecha nacional. Lo mismo sucede con la izquierda. También se divide en esos dos grandes bloques. En el campo de la cultura esa divsión persiste y da nacimiento a subculturas dependientes que se autoalimentan. De esta manera se puede entender mejor al peronismo y al antiperonismo.

Status: El FIP votó por el peronismo, tanto en marzo como en setiembre de 197. Y en esa postura de apoyo por aquella época, usted se hizo notar bastante.

Ramos: Todos quienes tienen algo para decir, se hacen notar. Yo traté a Perón en medio de serios acontecimientos. También lo visité ...continua



Página 2 de 6

 
 
Instituto del Pensamiento Nacional Latinoamericano
Piedras 1326, C.A.B.A., Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, Mercosur.