facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
2/10/1991 . Jorge Abelardo Ramos: reflexiones sobre el derrumbe de la URSS por María Victoria Ramos Gastón


que acusó de llevar adelante una política "rusificadora" mas o menos del mismo signo que la que insinúa actualmente Boris Yeltsin en relación con las nacionalidades "alógenas" a las que trata con aires del antiguo imperio (no el stalinista sino el zarista).

-¿ De acuerdo a su punto de vista, además de la cuestión agraria, sería la cuestión nacional el otro gran tema del pasado y del presente en la ex URSS?

-Desde ya. Es el meollo del problema. Desde los tiempos de San Cirilo y la cristianización de los eslavos. Aquel ducado que se fue constituyendo alrededor de Moscú se expandió con los Romanoff durante diez siglos. Llego a formar un imperio colosal que mantuvo bajo su yugo a mas de sesenta nacionalidades que hablaban cerca de cien lenguas. La "rusificación" consistió en suprimir los derechos políticos de tales pueblos, sofocar la cultura de las repúblicas y forzar la inserción de grupos rusos en las nacionalidades oprimidas. Salvo el breve interregno del gobierno de Lenin, que solo duró cuatro o cinco años, a los mil años de imperio ruso sucedieron casi tres cuartos de siglo de "rusificación stalinista", con otro color de bandera, otro sistema productivo, sin la OKRANA pero con la KGB. (1) ¿Quién podría dudar que el estallido de la Unión Soviética no era la definitiva rebelión de los pueblos esclavizados por zaristas y burócratas stalinistas durante once siglos, que han encontrado al fin la oportunidad de proclamar su independencia nacional?. Estos desconocidos tártaros que hoy exigen a los ucranianos la devolución de Crimea (mientras que Ucrania, con mucho ardor nacionalista, rechaza el nacionalismo de los tártaros, en tanto defiende su independencia frente a la República Rusa) aquello turcomanos, khirgises o armenios, así hasta el infinito, estaban demostrando que no amenazaba al siglo XIX "el fantasma del comunismo" como escribía el joven Marx, sino el fantasma del nacionalismo, o sea el despertar de las nacionalidades. También a lo largo de este siglo XX está en discusión el derecho de las naciones a separarse de los imperios multinacionales, como en la URSS (dejando el contenido social a un lado, por ahora) y unirse en Estado Nacional o Confederación de pueblos, en aquellos casos en que los grandes imperios se benefician de su desunión: América Latina es un ejemplo y el Oriente Árabe es otro. De tal suerte que los acontecimientos de la URSS de algún modo pueden hacer pensar en la historia de los latinoamericanos y del tercer mundo. Aunque pensándolo bien ya no hay Tercer Mundo. Hay un mundo "avanzado" en que se incluyen el Occidente capitalista y también los países del Este que han sido victimas del stalinismo y que nunca conocieron al socialismo. El otro mundo, es el de los coloniales y de los semi-coloniales que aún no han encontrado el camino para formular su propio destino. Observe la indiferencia y a veces hasta el desprecio que muestran hacia el Tercer Mundo no solo los occidentales sino también notorias personalidades soviéticas. Algunos de ellos señalan la necesidad de poner termino a la ayuda y colaboración económica de la Unión Soviética con Cuba y otros países díscolos. En fin, todo esto indica la necesidad de un reexamen profundo de la historia y la actualidad de la Unión Soviética.

-A su juicio ¿Por donde debería comenzar ese examen?

-Dicen los psicólogos que para comprender a un
adulto o sus problemas es necesario hacer un viaje a la infancia y encontrar ahí algunas claves de su problemática futura. En relación a las sociedades, en mi opinión es preciso, casi siempre, historizar de algún modo su presente pues las raíces de los hechos que ocurren ahora, en este caso me refiero a la Unión Soviética, es necesario buscarla en su origen, en 1917, y desde cierto punto de vista, aún antes. Sería preciso saber porque triunfó la revolución de 1917 sobre el imperio zarista de los Romanoff.

-De sus palabras podría desprenderse la idea de que hay una conexión bastante íntima entre lo que podríamos llam...continua



Página 2 de 4

 
 
Instituto del Pensamiento Nacional Latinoamericano
Piedras 1326, C.A.B.A., Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, Mercosur.