facebook  facebook  
    home   novedades   colaboradores   contacto
 
 
 
 
 
 
 
 
1/3/1985 . Lord Franks por Jorge Abelardo Ramos


Ningn lector de la prensa mundial se ha informado jams de que un agente secreto hondureo, digamos, fuera detenido en Washington por intentar robar importantes planos militares. Quizs alguien pueda recordar la noticia de que un espa argentino result sorprendido en Mosc en oportunidad de tomar contacto con una bella Secretara del Politbur? Podramos asombrarnos de saber que el M15 britnico ha desbaratado una red boliviana de inteligencia establecida en Londres?
La sola mencin de estas fantasas despertar una involuntaria sonrisa en el desprevenido lector. Cmo pretenderlo! Si tan solo somos latinoamericanos! No servimos para espiar grandes secretos. Solo servimos para ser espiados.
Pues, en resumidas cuentas, cmo aspirar a contar con servicios de espionaje o contraespionaje que verdaderamente sirvan al inters de la patria si la patria no se conoce a s misma y si la autodenigracin latinoamericana es el prerrequisito de la dominacin imperial extrema?

Para qu sirven en la Argentina los Servicios de inteligencia?
Para que los mltiples organismos se espen los unos a los otros y entre todos espen a los argentinos. Es que podra ser de otro modo? No es acaso cierto que durante la gloriosa gesta de las Malvinas la CA, encubierta como "Misin Militar norteamericana" tena su sede y excelente puesto de observacin en el propio edificio del Comando en Jefe del Ejrcito argentino en la Avenida Paseo Coln? Hecho tan extraordinario era congruente con el desempeo de las funciones como Ministro de Economa, en un pas en guerra con Gran Bretaa, del Dr. Roberto Alemann, representante de los bancos suizos y de los intereses europeos que al mismo tiempo nos sancionaban y bloqueaban (1). En el otro bando Estados Unidos era aliado "de facto" de los ingleses. Gracias a sus satlitesespas, el submarino "Conqueror" dispuso de la informacin necesaria para hundir el crucero "General Belgrano" con 321 hombres que se perdieron con la nave.

En lo que respecta a los rusos, que contaban con sus propios satlites, poco les costaba quedar bien con argentinos, ingleses y yanquis al proporcionarnos valiosa informacin... tarda. Por fortuna, los cientficos argentinos montaron en pocas semanas, una red mundial de detencin, apoyada en territorio del Tercer Mundo, que facilit las operaciones areas de la Argentina y determinaron buena parte del xito en el hundimiento de naves britnicas.
Convengamos en que un pas semicolonial, saqueado por los banqueros internacionales y sus amigos nativos del gnero de Martnez de Hoz, Gonzlez del Solar, Grinspun y Sourrouille (no ha variado la tcnica del saqueo desde el gobierno militar a la democracia radical) no est en condiciones de gozar de "soberana en inteligencia". Pero no por razones tecnolgicas, sino porque le han enseado a no desearla. Es suficiente recordar que bajo un rgimen militar dominado por la oligarqua financiera (1976 1983) fue destruida hasta sus cimientos la industria electrnica argentina. De la destruccin de la industria nuclear se encargar el gobierno del Dr. Alfonsn en nombre de la "democracia representativa".

Los pases realmente soberanos son aquellos cuyos hijos deciden, ms all de la valoracin de sus regmenes polticos sociales, qu tipo de existencia nacional desean vivir. Veamos un educativo ejemplo. Imaginemos que un banquero tucumano viaja a Washington, acompaado de algunos colegas correntinos, ecuatorianos y chilenos. Despus de examinar las cuentas del gobierno de Estados Unidos, ordena disminuir los gastos en previsin social, el nivel de salarios, el nmero de soldados de las Fuerzas Armadas y, para terminar, suspende los programas de exploracin csmica y el plan nuclear. Aplicada la hiptesis a Estados Unidos se revela enseguida su carcter humorstico. Aplicada a la Argentina o Amrica Latina, es una realidad cotidiana y trgica. Para todo aquel que se formule la pregunta sobre cul es la diferencia existente entre u...continua



Página 1 de 6

 
 
Instituto del Pensamiento Nacional Latinoamericano
Piedras 1326, C.A.B.A., Ciudad Autónoma de Buenos Aires, Argentina, Mercosur.